//
Opúsculo

Reflexión de Texto – “Polémica sobre arte puertorriqueño” de Marta Traba

En su libro Propuesta polémica sobre arte puertorriqueño, Marta Traba intenta identificar características comunes de las artes visuales puertorriqueñas. Estos escritos plantean un esquema de cómo debe ser, presentar y criticar el arte puertorriqueño. No obstante, Traba se topa con una plástica tan diversa y atada a nuestro estatus de colonia, que le dificulta proponer una opinión que pueda englobar y definir el arte puertorriqueño. Sus contemplaciones sobre el arte de la vanguardia en la isla, lleva a cuestionar al lector sobre la relevancia de ese arte como parte intrínseco del desarrollo plástico en la Isla.

Traba dedica un capítulo completo del libro para abundar sobre el dilema del arte de vanguardia puertorriqueño. Curiosamente, en este capítulo, Traba parece tomar una postura muy ligada a la academia, donde el creador (entiéndase el artista), el dibujo (línea y forma) y el color son considerados lo más importante en una obra de arte. Esto se refleja además en otros capítulos del libro cuando destaca a Carlos Raquel Rivera, Luis Hernández Cruz, Myrna Báez y Francisco Rodón, como los principales exponentes de la plástica puertorriqueña. Los artistas mencionados anteriormente tienen una atadura a la plástica pictórica y a la obra gráfica, medios tradicionales de la academia. Su experimentación en la pintura y trabajos gráficos aportan al desarrollo del lenguaje artístico de la Isla, sin asimilarse a las tendencias contemporáneas del arte estadounidense.

El arte de vanguardia estadounidense cambia el rol del creador y espectador, considerado por Traba un juego idiota e inocuo para artistas no solo puertorriqueños, pero también latinoamericanos. Esta vanguardia, la contracultura que crearon artistas (y, alegadamente, sus galeristas) como respuesta a la burguesía estadounidense, no tiene razón de existencia en el mundo latinoamericano y puertorriqueño.

La autora establece dos razones por lo cual el arte de vanguardia no funciona en Puerto Rico. Primero, el artista está más educado en el lenguaje visual que el resto de la población. La población también incluye a los críticos de arte locales, que no han evolucionado su lenguaje artístico y visual. Salvaguardando a Ruiz de la Mata, Traba lanza ataques directos a los críticos de arte en la Isla, comentando que no utilizan la jerga adecuada cuando escriben sobre arte. Traba teoriza que el conocimiento sobre la plástica de los artistas de la época sobrepasa el conocimiento de los críticos. La preocupación del crítico no es comentar sobre las piezas, sino de la actividad de la noche de apertura, un acontecimiento que sucede hasta el día de hoy.

Segundo, el arte de contracultura estadounidense: “ha llegado a producir formas sin lenguaje y actitudes carentes de sentido. Traba comenta que asimilar las posturas artísticas estadounidenses influye de manera negativa a la cultura latinoamericana. Asimilarse a la contracultura nos convierte en súbditos incondicionales del imperio, ya que se deja atrás dos aspectos que definen la cultura: el pensamiento y el arte.

Se debe aclarar que Traba considera que en la Isla hay artistas serios que asimilaron el arte de la contracultura, entre ellos: Domingo López, Carlos Irizarry, Joaquín Mercado y Rafael Ferrer. Traba contempla que el puertorriqueño no comprende el lenguaje visual que utilizan los artistas previamente mencionados. No obstante, los creadores de la vanguardia aportan al plan trazado por el Imperio para mejor dominar la cultura local. El Imperio fomenta que empresas norteamericanas (como el Chase Manhattan) apoye e invierta en el arte local; de esa manera impulsa a los creadores locales a adoptar una estética ajena para lograr reconocimiento en el mercado de arte.

Traba concluye que el arte de la vanguardia no transmite ni dice nada, y está desconectado de cualquier semántica (mecanismo del lenguaje en el que el orden le imparte sentido a las palabras). No obstante, Traba entiende que la experimentación y búsqueda de nuevas formas es indispensable para el desarrollo plástico de la Isla, ya que en Puerto Rico se siente la ausencia del arte moderno. Al no tener precedente artístico, el artista puertorriqueño de la contemporaneidad se vio obligado a adoptar un lenguaje moderno ajeno al de su cultura. Traba lamenta que el creador puertorriqueño haya buscado refugio en la contracultura estadounidense, porque, según ella, es un movimiento estético débil que no aporta al arte local ni internacional. Fomenta que el artista puertorriqueño estudie y comprenda los nuevos medios y materiales y de dónde surgen estas nuevas tendencias. Más aun, el artista debe conocer el público que va a recibir estas obras. Si el creador obvia las recomendaciones anteriores, Traba sugiere que sus creaciones serán obras ridículas y meramente ambientes visuales. Considera inútiles el arte de vanguardia y la experimentación como forjadores de un estilo válido puertorriqueño.

Traba es considerada por muchos en la clase artística como un personaje intrínseco en el desarrollo de la plástica puertorriqueña. No obstante, futuras generaciones de creadores consideran que su trabajo está pasado de moda y que raya en lo obsoleto cuando se descontextualiza y se le aplica a tiempos recientes. El artista de esta generación encuentra la definición de su cultura, tanto social como visual, más allá de lo puertorriqueño definido como algo limitante y exclusivo. El postmodernismo y la globalización buscan un lenguaje genérico y a la vez un individualismo recalcitrante. El desarrollo plástico de la Isla, al igual que el desarrollo como país/nación, ha tomado atajos que dificultan un progreso natural. Hemos acelerado algunas partes de la evolución plástica, la experimentación no ha acabado y ya se forjan nuevos conceptos, tendencias y lenguajes artísticos, sin haber culminado y dominado las técnicas, materiales y destrezas necesarias para aplicar el concepto anterior.

Creo que la plástica emergente de artistas puertorriqueños refleja un interés en presentar piezas u obras de Puerto Rico, no puertorriqueñas. Los artistas jóvenes que intentan entrar al mercado internacional, dejan al lado la preocupación de Traba de definir el arte como puertorriqueño, y afirman que son de Puerto Rico. Este leve juego de palabras a veces pone a los artistas en una dinámica difícil, pues ni cumplen con las expectativas folcloristas de algunos sobre el arte puertorriqueño, ni satisfacen los deseos de alta cultura o high-brow de la élite. Es natural que el artista puertorriqueño, al igual que el de cualquier parte del mundo, tome ideas y/o conceptos de diferentes lugares, las desarrolle como propias, y las presente como de Puerto Rico. Sólo así podemos crear arte contemporáneo, relevante a nuestro entorno y al entorno internacional.

No obstante, los artistas de esta generación se topan aún con el mismo dilema que menciona Traba en los setenta; que las obras que crean son para un grupo en particular y el puertorriqueño común aún no comprende el lenguaje de la vanguardia. El público general parece esperar en vez una obra figurativa que trabaje con la afirmación nacional. Sin duda, los avances artísticos en los pasados treinta años continúan ignorados por la sociedad puertorriqueña, que añoran figuras reconocibles, arte que “yo entienda”; que algunos critican que carecen de propuestas artísticas comprometidas con el desarrollo de la cultura.

Melissa M. Ramos

12 de octubre de 2010

Discussion

No comments yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

ACTIVIDADES

Serie de Cine

Serie de Cine

LIBROS

The Art Seminar Vol. 3: Is Art History Global?. James Elkins. Routledge Publishers

Suscríbete a la lista de contactos para recibir notificaciones vía correo electrónico!

Join 11 other followers

%d bloggers like this: